Cultura Museos y Exposiciones

Megaciudad-Intimidades: La nueva exposición del Museo de la Ciudad de México

El Museo de la Ciudad de México le da la bienvenida a la nueva exposición Megaciudad – Intimidades. La serie de enigmáticas pinturas que engloba toda una reflexión sobre la intimidad que guarda la cotidianidad, esta, se la debemos al artista Rodrigo Ayala.

Un cuarto vacío, apenas alumbrado por los rayos de sol entrante, no sé la hora, no importa, un cuarto adornado, un poco cotidiano, lo vemos tanto que ha perdido el encanto. Las mesas solas, las sillas como esperando, en posición como si hubiesen ya dos personas riendo, tal vez llorando… pero hubo algo ¿O habrá? ¿Qué es el tiempo sino el recuento de hasta nuestros momentos más simples? Y ¿Qué son nuestros momentos más simples sino la intimidad que guardamos hasta en los cajones? No es la ropa interior rota, ni el calcetín nunca más encontrado, es nuestra esencia.

En un cuarto que alguien estuvo o alguien estará, indicando presencia o ausencia Rodrigo Ayala quiere derribar las paredes, inspirado por el pensamiento del dramaturgo Albert Brecht (al cual por cierto también rinde un homenaje) “En esta sociedad cada vez queremos hacer más paredes y muros y… yo pienso que hay que quitarlos” Comenta con una sonrisa en la cara.

Es por eso que la exposición Megaciudad – Intimidades ofrece una perspectiva más abierta, como si se fuese al teatro, invitando al espectador a mirar hacia dentro, cada vez más y se entere de los detalles dejando que su mirada caiga en cada objeto que conforma la pintura. Si se aprecia con detenimiento, pareciese que por un momento, sólo por un momento, esos escenarios con luz azul, con chucherías y baratijas, de pronto, se vuelven nuestros, de pronto esos objetos hablan sobre nosotros.

Es la intimidad de Ayala, pero también de nosotros, es un romántico que aún cree en pintar la belleza y lo que busca con su exposición es que todo aquel que la mire disfrute de una experiencia estética que será cambiante, en donde se preguntará ya que como él deja en claro: “Todos los cuadros siempre son una pregunta y esa pregunta lleva al aprendizaje” Pareciese que no puede dejar el puesto, deber y labor de profesor, queriendo siempre sembrar la semilla del conocimiento en quien se tope algo que guarde la más remota esencia de él.

Rodrigo Ayala deja todo un tesoro en estas pinturas, fue todo un proyecto de cuatro años, todo un viaje de experiencias, reflexiones y cotidianidad que ahora descansan colgadas en la sala del Museo de la Ciudad de México hasta el 13 de Octubre ¿Cuál será su siguiente destino? Eso no lo sé, pero estoy segura que a todos los lugares en donde estén, será una experiencia que no hará más que impregnarse en cada uno de los objetos y personajes plasmados en las pinturas, experiencias listas para contar al siguiente espectador y volverlo su intimidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: